Regulación Emocional en el Aula: Cómo Trabajarlo

Uno de los retos a los que se enfrentan los profesores que trabajan con niños es la regulación emocional en el aula. Se espera que trabajen con los alumnos y que, al mismo tiempo, creen un entorno en el que los niños puedan aprender y ser creativos. Afortunadamente las estrategias de regulación emocional no son difíciles de enseñar o ejecutar en el aula.

Tratar de enseñar a un niño cuando sus emociones se interponen en el camino, puede ser todo un desafío. 

Pero además, debes manejar al resto de la clase cuando un estudiante tiene dificultad para mantener la calma y simultáneamente mantener tus propias emociones bajo control.

Pero no te preocupes, hay algunas formas en las que puedes trabajar la regulación emocional en el aula.

Qué es la regulación emocional y por qué es importante en el aula

La regulación emocional es el proceso de gestionar las emociones de forma saludable. 

Implica reconocer las emociones, comprender cómo nos afectan y usar habilidades para manejarlas de manera efectiva. 

En el entorno del aula, la regulación emocional es importante, tanto para los alumnos como para los profesores. 

Cuando las emociones se manejan de manera efectiva, puede conducir a un entorno de aprendizaje tranquilo y centrado. 

Además, la regulación emocional efectiva puede ayudar a prevenir problemas de comportamiento y promover interacciones sociales positivas. 

Finalmente, manejar las emociones de manera saludable conlleva a un mejor rendimiento académico. 

Por todas estas razones, está claro que la regulación emocional es una habilidad importante para todos en el salón de clases.

Cómo pueden los educadores ayudar a los estudiantes a regular sus emociones

Como sabe cualquiera que haya pasado tiempo con los niños, estos pueden formar parte de un conjunto de emociones diversas. 

Un minuto están riendo y jugando, y al siguiente están llorando. 

Si bien es perfectamente normal que los niños experimenten una amplia gama de emociones, hay momentos en que estas pueden volverse abrumadoras.

Ahí es donde los educadores pueden ayudar.

Al enseñar a los estudiantes sobre la regulación emocional en el aula, los educadores pueden brindarles las herramientas que necesitan para hacer frente a los grandes sentimientos. 

A través de actividades como la respiración profunda y llevar un diario de sus emociones, los estudiantes pueden aprender a identificar y expresar sus emociones de manera saludable. 

Y al modelar estrategias de afrontamiento positivas, los educadores pueden dar un buen ejemplo a sus alumnos. 

Cuando se trata de la regulación emocional en el aula, los educadores tienen un papel importante que desempeñar.

Consejos prácticos para trabajar la regulación emocional en el aula

Aquí hay algunos consejos sobre cómo trabajar la regulación emocional en el salón de clases:

Usa el refuerzo positivo

El refuerzo positivo es una excelente manera de fomentar el buen comportamiento en estudiantes de todas las edades. 

Cuando un estudiante regule sus emociones de forma positiva, asegúrate de hacerle saber que notas y aprecias su buen comportamiento. 

Esto se puede hacer con un simple elogio verbal, una calcomanía o incluso una sonrisa.

Crea un rincón de tranquilidad

A veces, los estudiantes sólo necesitan un descanso del ambiente del salón de clases para calmarse. 

La creación de un rincón de calma designado, puede proporcionar a los estudiantes un espacio seguro para ir cuando se sientan abrumados. 

Este rincón puede ser tan simple como un par de pufs y algunos libros o juguetes relajantes.

Modela tú mismo la regulación emocional

Es importante que los estudiantes vean que sus maestros también están trabajando en el manejo de sus emociones. 

Modelar un comportamiento tranquilo y positivo para tus alumnos les enseñará cómo hacer lo mismo.

Enseña ejercicios de respiración

Los ejercicios de respiración son una excelente manera para que los estudiantes se calmen cuando se sienten abrumados. 

Hay muchos ejercicios de respiración diferentes que se pueden hacer, así que encuentra uno que funcione mejor para tus alumnos y asegúrate de practicar con ellos a menudo.

Usa ayudas visuales

Las ayudas visuales pueden ser útiles para los estudiantes que tienen dificultades para comprender o regular sus emociones. 

Trata de usar una tabla de sentimientos para ayudar a los estudiantes a identificar cómo se sienten y luego haz una lluvia de ideas sobre estrategias de afrontamiento para cada emoción.

Trabajar en la regulación emocional en el salón de clases puede ser un desafío, pero es muy importante para el éxito de los estudiantes. 

Al usar algunos de estos consejos, puedes hacerlo un poco más fácil.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: